Las reglas de Google

Posted by in Big Data

Quizás, estamos lejor de conocer a Google de la misma forma en la que él nos conoce a nosotros, y al ir por delante, supone mucha ventaja. Hoy solo pretendo que recapaciten un poco sobre la objetividad de Internet, y por supuesto, que el conocimiento de las reglas puede suponer manipulación de la información.

Seguramente usted también acceda varias veces a Google para buscar cosas. Pero, ¿se ha planteado hasta que punto sus resultados son …. objetivos?

Les invito a que vean esta charla en inglés (de poco más de 9 minutos) para que comprendan que, si conocen las reglas del buscador, campañas orquestadas pueden influir en la manipulación de los datos, y confundir forzadamente a los algoritmos de machine learning aplicados por Google.

Sorprendente, ¿no? Si no han visto el video, se lo recomiendo. Básicamente pone dos ejemplo de cómo la manipulación hace que lo que se muestra a los usuarios es una cosa u otra, y que a veces, es necesaria intervención (modificar los resultados).

Engañando a las máquinas

Tal y cómo explica el video, si muchas personas etiquetan una foto de un contenido con un mensaje, al final, las máquinas «creeran» que el contenido y el mensaje están relacionados, aun cuando no sea así. Que esto suceda es realmente difícil, pero en el ejemplo del video queda demostrado que se puede realizar, por supuesto con una buena campaña de marketing.

¿son los resultados de los buscadores …. objetivos?

La respuesta es NO. Tanto Google como Facebook son «manipuladores» de la información, ya que disponen de datos suficientes para conocer quién está detras del teclado, cómo es esa persona y por tanto, cuando busca un término, sabe perfectamente qué está buscando, y eso es lo que le muestra. Si otra persona distinta hace la misma búsqueda, el resultado a mostrar será diferente. ¿Cómo puede ser esto?

Por lo que se conoce, Google analiza hasta un total de 57 variables antes de enviarte un resultado. Lo sorprendente de Google es que ese análisis es capaz de realizarlo en milésimas de segundo. Increible, ¿no? La tecnología es así de maravillosa.

Happy coding!!